Dos personas apasionadas por la sexualidad y el deporte

diverso en la diversidad

Antes de comer y después de la emotiva conferencia “El equilibrista, otra forma de caminar” de Josan Rodríguez, le tocó el turno a la sexualidad y al deporte con “Sexualidad Funcional” y “Anarquía Muscular” de la mano de Charo Ricart y José Vaquerizo, dos personas apasionadas por sus profesiones dirigidas al mundo de la Discapacidad.

“Sexualidad Funcional”, necesaria para la Diversidad

La médico y sexóloga Charo Ricart se lanzó a eliminar uno de los tantos tabúes que existen en nuestro país relacionados con la diversidad funcional, la sexualidad.

En Lo Diverso en la Diversidad nos cuenta su experiencia en la vida. Charo nació con una discapacidad física que no le ha impedido hacer siempre lo que ha querido.

Por lo que nos cuenta, Charo ha tenido una vida muy normalizada y sexualmente hablando bastante activa. Dispuesta a romper todos los estereotipos, al acabar la licenciatura de Medicina, decidió estudiar un máster de Sexología, porque según ella “hay un mundo por descubrir en el terreno de la sexualidad y en nuestro propio desarrollo de ésta, que va evolucionando con nuestro proceso personal”.

Actualmente, Charo Ricart se dedica a favorecer que todas las personas sin etiqueta alguna, pueda desarrollar y disfrutar de su sexualidad para que la sociedad descubra finalmente, que la diversidad no es excluyente sino enriquecedora. Para ello, hace dos años, la sexóloga fundó una asociación sin ánimo de lucro que pretende favorecer el desarrollo de la sexualidad de todas las personas, aunque está especializada en la Diversidad funcional y su entorno.

Algunas frases de su ponencia son:

  • “La sexualidad es única e individual de cada persona.”
  • “No hay dos sexualidades iguales porque no hay dos personas iguales.”
  • “Pero todas y todos sin exclusión, somos seres sexuados.”

Y este es el enlace al vídeo de su charla “Sexualidad Funcional:

Anarquía muscular

“Mi vida es parecida a la de Charo con la única diferencia que en la sexualidad no he tenido tanta suerte”

Así comenzó José Vaquerizo, Vaque para los amigos, su conferencia “Anarquía muscular” en la que nos demuestra que ”las barreras mentales son peores que las arquitectónicas”. Tiene una discapacidad que ni es contagiosa ni degenerativa, pero se trata de un daño cerebral irreparable contra el que sólo vale aprender. Salvo que no utilice su buen humor para romper el hielo, siempre suele comenzar su ponencia explicando en qué consiste su discapacidad que, como él mismo dice viene de serie.

En su conferencia pueden comprobar que detrás de la silla de ruedas eléctrica, la falta de movilidad o la dificultad para vocalizar, hay un adulto que fue niño y sorteó todas las barreras con el apoyo de su médico rehabilitador, su familia y sus amigos. él no dejó nunca de jugar al fútbol con sus compañeros de clase, y sigue jugando en la Universidad, o de ganar medallas viajando por medio mundo gracias al deporte de la Boccia y es reincidente en el Camino de Santiago, lo ha hecho 3 veces.

Vaque ha sido campeón de Europa y del Mundo en 2005 y 2006. En 2008 regresó de los Juegos de Pekín con una medalla de Bronce conseguida en la modalidad de equipos, y todo ello gracias a la Boccia, una especialidad deportiva en la que ha destacado siempre.

Antes de conocer la Boccia, compitió en Natación, deporte que practicó desde muy pequeño porque se lo recomendó su médico rehabilitador. Fue campeón de España al ser el único nadador de su categoría. Además hizo cinco veces la Travesía a nado del Puerto de Valencia.

Cuando se dejó el deporte de competición, se compró un triciclo adaptado a sus condiciones físicas para empezar a participar en carreras populares con su anarquía muscular ya que como él mismo dice “conocer tus debilidades te hace más fuerte, superarlas te hace grande”.

Vídeo de la charla Anarquía Muscular:


Tanto Charo como Vaque nos muestran la importancia de la educación, el apoyo de familiares, amigos y personas cercanas en la infancia. Todos ellos les mostraron naturalidad e inclusión en sus actividades diarias. Esto ha hecho que se hayan centrado más en aquello que quieren hacer, que en aquello que no pueden. Dos personas que han vivido, viven y vivirán felices, dedicados a lo que les apasiona con sus diversidades funcionales, lo que no les limita para vivir sus vidas de manera intensa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *