Poema árabe del matrimonio: Khalil Gibran

Poema árabe del matrimonio: Khalil Gibran
Poema árabe del matrimonio de Khalil Gibran

Gibran Khalil Gibran (جبران خليل جبران‎) artista, poeta y escritor libanés nacido el 6 de enero de 1883 y que falleció el 10 de abril de 1931, nos regala su forma de entender la unión amorosa de dos personas en este bello poema.

Poema árabe del matrimonio de Khalil Gibran

Entonces, Almitra habló otra vez:

¿Qué nos diréis sobre el Matrimonio, Maestro?
Y ésta fue su respuesta:

Nacisteis juntos y permaneceréis juntos para siempre.
Estaréis juntos cuando las blancas alas de la muerte esparzan vuestros días.
Y también en la memoria silenciosa de Dios estaréis juntos.
Pero dejad que haya espacios en vuestra cercanía.

Y dejad que los vientos del cielo dancen entre vosotros.
Amaos con devoción, pero no hagáis del amor una atadura.
Que sea, más bien, un mar movible entre las costas de vuestras almas.
Llenaos uno al otro vuestras copas, pero no bebáis de una misma copa.

Compartid vuestro pan, pero no comáis del mismo trozo.
Cantad y bailad juntos y estad alegres, pero que cada uno de vosotros sea independiente.
Las cuerdas de un laúd están separadas aunque vibren con la misma música.
Dad vuestro corazón, pero no para que vuestro compañero se adueñe de él.

Porque solo la mano de la vida puede contener los corazones.
Y permaneced juntos, pero no demasiado juntos.
Porque los pilares que sostienen el templo están separados.
Y ni el roble crece bajo la sombra del ciprés ni el ciprés bajo la del roble.

En muchas parejas, el amor mal entendido y la inseguridad en una o ambas personas, llevan a la pérdida de espacios personales, a renunciar a actividades o amigos como una forma de “demostrar” el cariño en la pareja, y sin embargo estas medidas no llevarán a una relación de largo plazo.

El amor crece en libertad, y el miedo lo debilita. Si hoy tu o tu pareja sienten celos, ya no se tienen confianza, son posesivos, etc., la mejor opción es trabajar en terapia de pareja esa situación y cualesquiera otras relacionadas, de manera que en verdad puedan aprender a caminar juntos.

Foto de Anthony Kelly vía Flickr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *