Kali Yuga: la era del enojo

Decía yo el domingo, al compartir mi entrada en el “feiz”, que el duende me hizo ver mi suerte y entonces me puse a pensar en el temple.